Sin categoría

Todo lo que nunca fuimos – ALICE KELLER

IMG_9210   

“Leah está rota. Leah ya no pinta. Leah es un espejismo desde el accidente que se llevó a sus padres.
Axel es el mejor amigo de su hermano mayor y, cuando accede a acogerla en su casa durante unos meses, quiere ayudarla a encontrar y unir los pedazos de la chica llena de color que un día fue. Pero no sabe que ella siempre ha estado enamorada de él, a pesar de que sean casi familia, ni de que toda su vida está a punto de cambiar.
Porque ella está prohibida, pero le despierta la piel.
Porque es el mar, noches estrelladas y vinilos de los Beatles.
Porque a veces basta un «deja que ocurra» para tenerlo todo.”

    No puedo decir que me destrone Trono de Cristal, pero está muy a la altura de mis favoritos, aunque sean de temáticas diferentes, pero, al fin y a cabo, tratan de lo que me gusta mucho de los libros: el amor.

    Ha sido un libro intenso, muy intenso y me ha cortado en muchas ocasiones la respiración. Me he reído, he estado triste, pensativa, y… me ha subido la livido! Me ha encantado el personaje de Axel, en todo momento. Ese tipo de personas que sólo piensan en sí mismos y hacen lo que les vienen en gana y se autoconvencen de que están felices, pero, en el fondo les falta algo. Una chispa que avive su vida.

    Axel es un chico de rutina: sale todos los días a hacer surf y luego se va a casa a hacer unos trabajos que le van saliendo, por la noche sale con algunos amigos y de vez en cuando busca a una amiga para entretenerse… Y así un día tras otro, hasta que llega Leah a su vida. Aquí ya se le acaba el chollo de hacer lo que quiera a cualquier hora en cualquier momento. Tenía que cuidar de una adolescente, y tenía que dar ejemplo. Se convierte en su hermano mayor, pero… con el tiempo, surge algo…

    Leah ha sufrido la pérdida de sus padres, lo que la retiene completamente para hacer cosas. Ya no pinta, no siente, no quiere ver a su mejor amiga, no quiere salir, no quiere hacer nada. Simplemente ponerse los auriculares y escuchar música.

    Me ha encantado el libro, es fantástico y es que me he reído mucho con Axel y su humor. Me ha recordado un poco a Rhysand de la saga ACOTAR, un chico con sentido del humor y pinchando todo el rato. Además, la autora le ha dado mucha importancia a la música de fondo, lo que le da al libro una vida diferente. Describe muy bien todo el proceso de mejora de Leah y Axel… Axel es su rehabilitador.

    Por eso, cuando llega el final, me da muchísimo coraje cómo acaba. Las personas que juzgan sin antes pararse a mirar y ver el gran esfuerzo y trabajo que estaba haciendo con Leah. ¿Qué importaba lo demás? Como siempre, estamos mal acostumbrados a ver lo malo siempre, en vez de sacar a relucir lo bueno que hace una persona. Ya lo veréis.

    Me ha encantado y al mismo tiempo me ha aburrido un poco el tema de la pintura. Es verdad que es muy original todo el tema de cómo sentir a través de la pintura y pintar con las emociones. Sí que es verdad que a través de la pintura y dibujo, se puede sacar muchas cosas que siente uno. Es algo tan sutil y latente que no le damos mucha importancia. Esto no lo he leído mucho en los libros y la autora lo refleja muy bien. La parte aburrida es que, se repite mucho lo mismo.

 

    ¡Estoy esperando a leer el segundo con muchas ganas!

PUNTUACIÓN: 5/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s